· 

Narradoras sagitario

Todavía soy novicia en esto de la astrología así que me descubro muy a menudo buscando los diferentes signos, las fechas que los componen y sus rasgos principales. Una rápida búsqueda sobre las diferentes características que definen a aquellas nacidas bajo sagitario (versátiles, aventureras, fiables, buenas, sinceras, luchadoras cuando se trata de defender una buena causa, trabajadoras, intuitivas, cuidadosas) me ha aportado tranquilidad a la hora de escribir este artículo. Sagitario se veía claramente representado en las obras y en las autoras que había escogido para esta pequeña antología.

 

 

Louisa May Alcott

 

Recordar a Louisa May Alcott en estas fechas es doblemente acertado. Primero, porque la autora fue sagitario y segundo, porque su novela Mujercitas tiene varias escenas navideñas que son igualmente enternecedoras y tristes y que son perfectas para leer bajo una manta durante este diciembre. En dicha novela podemos encontrar a Jo, que es quizás el espíritu de sagitario personificado, ya que además está inspirado en la propia autora actuando como su alter ego dentro de la historia. Jo es tenaz y trabajadora y persigue incansablemente su sueño de convertirse en escritora y de mantener unida a su familia, poniendo sus metas por encima de sus relaciones amorosas y queriendo ser libre por encima de todo. Jo lucha por la libertad (y en especial por la libertad femenina) a lo largo de toda la novela, pero esta lucha no la lleva nunca a descuidar a aquellas que tiene alrededor y a las que quiere profundamente: a su familia. Una sagitario es capaz de llegar a todo. 

 

“Las mujeres tienen cabeza y tienen alma, igual que tienen corazones. Y tienen ambición y tienen talento, igual que tienen belleza. Estoy harta de que la gente diga que las mujeres solo sirven para el amor. Estoy hartísima.” Jo March, Little Women. Louisa May Alcott. 

 

Jane Austen

 

Jane Austen también utiliza las características de su signo en su personaje principal de Orgullo y prejuicio: Elizabeth Bennett. Elizabeth juzga duramente a su familia por sus constantes prejuicios pero les defiende a pesar de todo, ya que la misma Elizabeth no puede evitar juzgar a su vez a otros personajes, en especial al señor Darcy. De todos modos, lo que menos soporta además de las actitudes de las personas que la rodean es el rol que se le ha impuesto de mujer en edad de merecer. Elizabeth se rebela contra lo establecido en su época, siempre dentro de lo posible porque no debemos olvidar que una no puede escapar completamente de la sociedad a la que pertenece. Elizabeth Bennet no es una heroína feminista perfecta cuando la transportamos a través de los años hasta la época moderna. De todas maneras, no es necesario y quizás no sea siquiera apropiado sacar a Elizabeth de su tiempo ni de su espacio para poder verla como lo que es: el agradable aleteo de una mariposa. 

 

“Podría perdonar fácilmente su orgullo si no hubiera mortificado el mío.”- Elizabeth Bennett, Orgullo y prejuicio. Jane Austen. 

 

Clarice Lispector

 

Nos movemos a una escritura muy diferente cuando hablamos de Lispector, mucho más reflexiva y más complicada que las dos sagitario anteriores pero una representante igual de digna de dicho signo. En el taxi donde ya había empezado el final de Clarice, ésta le dijo a su ayudante: finjamos que no vamos al hospital, que no estoy enferma y que nos vamos a París. La vitalidad de los sagitario le salía a Lispector por los poros, pero como preferimos centrarnos en su obra que en ella misma, independientemente de lo especial que fuera, hablaremos de La pasión según GH, considerada su gran obra maestra. Tal y como hizo Kafka, Lispector despliega la naturaleza humana durante un libro entero a partir de un miserable bicho, que hace que la protagonista se plantee toda su vida, desde la infancia hasta su presente. A pesar de no conocer nunca el nombre y apellidos de la protagonista, descubrimos que es una mujer independiente y con gran determinación. GH es sin lugar a dudas e igual que su creadora, una sagitario de pies a cabeza. 

 

“Entender es una creación, mi único modo.” - La pasión según GH, Clarice Lispector. 

 

Joan Didion

 

Si una cosa ha quedado clara a través de este artículo es que por mucho que a las sagitarios les encanten las leyes, lo que más disfrutan es luchar por una buena causa. Didion, como ensayista al igual que novelista no ha sido diferente de las otras tres escritoras que han formado esta antología. Escribió “Según venga el juego”, que es una historia que gira alrededor de las mujeres en los años 60. Seguimos a Maria Wyeth, que además representa a la propia Didion, en su viaje por Hollywood, Nueva York, Las Vegas y el Desierto de Mojave mientras se enfrenta a sus propios demonios, mientras ve cómo se desvanece el sueño americano y como se le muere la luz. ¿Hay algo más sagitario que arriesgarse a caminar a través de la oscuridad para sacar algo bueno, puro y útil de ella, aunque venga del descubrimiento de algo triste?  

 

“Puede que tuviera todos los ases pero, ¿a qué jugaba?” Según venga el juego, Joan Didion.

 

Maria F. Beltran

Escribir comentario

Comentarios: 0

Contacta'ns

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Si vols estar al dia de les nostres novetats...

Difón el missatge!