· 

Literatura y sexo

Siempre me ha fascinado la manera que tiene cada escritora de acercarse al sexo en sus obras. Ya que durante estas semanas no podemos ni debemos salir a la calle, y teniendo en cuenta que el sexo indoors, ya sea en solitario o con compañía, es un gran entretenimiento durante este confinamiento, he decidido que sería buena idea compartir cinco libros de cinco autoras que describen la sexualidad cada una de una forma particular y maravillosa a la vez: 

 

Ninfomanía, sé mala; Elena Codes 

 

No puedo evitar recomendar a Elena Codes y su primer libro, donde habla por boca de varias mujeres y se acerca de manera diferente a la sexualidad y a las relaciones desde cada una de ellas. Ninfomanía es un grito por la libertad, la de la propia autora y la de sus lectoras. Además, Codes mezcla de una forma exquisita la prosa y la poesía: en ningún momento ninguno de los dos estilos eclipsa al otro: se complementan de una forma magnífica.

 

Lectura fácil, Cristina Morales

 

Por si el hecho de que Albert Rivera haya criticado este libro no fuera suficiente motivo para ir corriendo a comprarlo, resulta que Cristina Morales tiene una manera muy directa y fascinante de enfrentarse al sexo de sus personajes. No hay maquillaje en la escritura directa de Morales. El libro trata de cuatro mujeres, consideradas por la Administración y la medicina “discapacitadas intelectuales” y cómo se enfrentar a las diferentes situaciones de dominación que les toca vivir. 

 

Antología Completa, Anne Sexton

 

El sexo es un tema recurrente en la poesía de Anne Sexton, y sobretodo el sexo con una misma. Sexton se alejaba del mundo para estar con ella misma y darse placer y, en lugar de escribir una reseña sobre una antología de la que poco puedo añadir ya, prefiero recomendar uno de sus poemas (La balada de la masturbadora solitaria) y compartir parte de él por aquí, para animaros a descubrir a esta maravillosa poeta: 

 

“De noche, sola, me caso con la cama. / Dedo a dedo, ahora es mía./ No está tan lejos. Es mi encuentro./ La taño como a una campana. Me detengo/ en la glorieta donde solías montarla./ Me hiciste tuya sobre el edredón floreado./ De noche, sola, me caso con la cama.”

 

Pura pasión, Annie Ernaux

 

Ernaux habla de la pasión y del deseo sin tapujos, demostrando que todas somos víctimas del desvarío que vive la protagonista por lo menos una vez en nuestra vida, sin importar nuestra situación o el punto de nuestras vidas en la que nos encontramos. Una mujer divorciada, con hijos ya mayores, culta, inteligente y económicamente independiente dedica varios meses a esperar a un hombre del que se encapricha, consumida por el deseo. 

 

Amo a Dick, Chris Kraus

 

Kraus consigue hablar del deseo que siente por un famoso teórico consiguiendo que el personaje de él sea, precisamente, la parte menos importante de la narración. Es decir, lo que comienza como una persecución a Dick se convierte en algo mucho más grande, las cartas que le manda al teórico terminan teniendo más que ver con ella misma y su condición femenina que con su propio destinatario. Chris, que descubre que ha sido anulada por su marido durante la mayor parte de su relación, nos descubre una personalidad que va ganando fuerza y seguridad a medida que avanza el libro, utilizando el deseo como desencadenante de este proceso.

 

Maria F. Beltran

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Contacta'ns

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Si vols estar al dia de les nostres novetats...

Difón el missatge!