· 

"La historia que nos han contado es machista y misógina"

Herstóricas (del término Herstoria, creado para literalmente explicar “Her Story”, la historia de ella) fue fundada en Londres por Marta Casquero, Sara López y Mariela Maitane, a raíz de la necesidad de contar una parte de la historia que hasta entonces parecía faltar en la mayoría de actividades culturales a las que acudían: la mirada femenina. No hace falta fijarse mucho en que la historia que nos han enseñado toda la vida parece pasar por alto a las mujeres. En general, en los libros que estudiamos mientras crecemos en el colegio, hay poca presencia femenina. Herstóricas han creado un proyecto dedicado a contrarrestar todos los siglos de educación machista que, por desgracia, ha marcado a tantísimas generaciones hasta ahora. Están desenterrando la realidad histórica del 50% de la población, en definitiva. Se puede asistir a sus paseos, talleres y cursos de momento en Barcelona, Madrid y Granada; que son las ciudades donde residen las fundadoras actualmente.

 

Hemos hablado con ellas sobre la iniciativa, porque no hay nadie mejor que ellas para hablarnos de sus acciones:

 

¿Cómo escogéis y organizáis vuestros proyectos?

 

Todo comienza porque empezamos a hacer las actividades que a nosotras nos hubiera gustado encontrar en la ciudad. Por ejemplo, la primera actividad que hicimos fue un recorrido de la historia de las Suffragettes, en Londres: espacios que habían ocupado en las ciudades, cómo se habían relacionado… Intentando poner en común un poco con la historia actual, que es lo que siempre intentamos hacer: reflexionando un poco sobre cómo la historia de las mujeres tiene diferentes puntos en común en las distintas épocas. Hicimos un recorrido abierto que duró cinco horas… Nosotras pensamos que la gente cuando parásemos a comer se iba a ir. Pero no, la gente volvió, comió con nosotras y cuando terminamos nos fuimos de cañas. Entonces nos dimos cuenta de que esto gustaba, de que había una necesidad de conocer un poco más sobre la historia que nos han contado con las teorías academicistas que son machistas y misóginas, claro. Entonces fue cuando empezamos cada una a nuestra ciudad. Marta y yo a Madrid, Mariela a Granada… Y vimos que, ¿por qué no intentarlo con las madrileñas y las granaínas?

 

A la hora de llevar a cabo el proyecto, ¿qué es lo que más os ha conmovido? ¿Os ha decepcionado algo?

 

Decepcionado nada. Pero conmovido, es darnos cuenta de que a nivel universitario ahora mismo se está haciendo mucho. También, quizás es que ahora lo busco más de lo que lo buscaba antes, pero ahora te puedes estar documentando durante horas y horas y horas y no te cansas porque estás empezando a ver toda esta parte de la historia que no se veía antes. Y de eso te das cuenta también en el ámbito universitario, en cómo se está contando la historia ahora gracias a todas estas nuevas personas que están investigando. Pero también, y esto es lo que más me gusta, la gente que no forma parte del ámbito académico, ahora, tiene esta necesidad de conocer más. Además, la historia de las mujeres es cultura general. Entonces, es maravilloso que, por fin, se esté trabajando tanto y que las personas que están realizando los estudios tengan ese apoyo. Y las instituciones también están ayudando: quieras o no, si no tienes este apoyo no vas a ningún lado. Ves por fin todo este reflejo en algo práctico, que es que la gente lo necesita y lo quiere. Es decir, el perfil de personas que viene a nuestras actividades es de lo más diverso, de verdad, que te puedas imaginar: tenemos “ochentañeras” que han venido de paseo hasta, bueno, adolescentes… Pero también familias con peques. Ves como se empieza a normalizar, desde la infancia, el aprender historia de las mujeres. Es muy gratificante.

 

Este interés por vuestro proyecto, por la historia de las mujeres en general, ¿lo habéis notado desde el principio? O, ¿ha sido ahora que la gente está más concienciada?

 

A lo mejor al principio sí que había gente que venía porque venía más bien gente metida en el ámbito feminista o con inquietudes históricas o culturales… Sí que venían con un perfil más machacado del tema. Que sabían más bien donde se metían, por decirlo de alguna manera. Pero sí es verdad que  el feminismo está llegando a muchas personas que en los últimos tiempos. Entonces sí que ahora está viniendo mucha gente que está empezando a leer, a lo mejor a través de los paseos, en los que buscamos que se reflexione, pues llegan a encontrar información que, quizás, hablando con otras personas, hubieran tardado más tiempo.

 

¿Tenéis algún otro proyecto en marcha, algún otro taller, algún curso…?

 

Estamos trabajando en un nuevo recorrido en Madrid, que no puedo decir todavía mucho…  Pero en Granada estamos también trabajando en el tema del patrimonio y trabajando con mujeres de pueblos granaínos, como ya hicimos en su momento en Vallecas y como haremos en otros distritos en un futuro, con las mujeres de otros distritos madrileños...Entonces tenemos otros proyectos, quizás más metodológicos… Entonces hay cosas que están ahí trabajándose y no puedo decir mucho más. A parte de que estamos trabajando con los ayuntamientos y las dinamizadoras del barrio.

 

Y, ¿cómo enfocáis vuestro trabajo? ¿Qué es lo que hace especial al proyecto de Herstóricas?

 

El ambiente que se crea en nuestras actividades siempre es un ámbito que intentamos cuidar mucho: de reflexión, de diálogo… Siempre decimos que no nos gusta la palabra “guía”, que nosotras somos “facilitadoras de información y mediadoras para el debate”. Entonces, esa manera también de ver la cultura y de democratizar esos espacios, yo creo que a la gente les engancha. En el Museo del Prado o en el de Bellas Artes de Granada, a lo mejor estamos acostumbradas a que una persona te esté diciendo todo lo que tenemos que saber sobre un cuadro, y que la persona que está dirigiendo en ese momento ese grupo ceda la palabra y deje el espacio para que la gente opine, y que tu opinión no valga ni más ni menos que la del resto del grupo, es muy gratificante para la persona. Yo, por ejemplo, como usuaria de esos espacios, a mí me gusta también que se valore todo tipo de opiniones.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Contacta'ns

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Si vols estar al dia de les nostres novetats...

Difón el missatge!